AREOLibros

 Casa Desolada.

Nueva edición del clásico de Dickens con una presentación elegante y cuidada a cargo de Valdemar. La edición incluye multitud de notas del traductor para quien se interese por conocer los referentes sociales y de constumbres del contexto histórico en el que transcurre la novela.

AREOComics

 En busca del tiempo perdido. A la sombra de las muchachas en flor.

Segunda entrega de la adaptación gráfica de la novela de Marcel Proust, con un dibujo estilo Hergé que recrea cuidadosamente el entorno precido y evocador en el que transcurre la novela.

AREOMusica

 The Show.

Lenka es una cantautora pop australiana que ha participado con sus canciones en bandas sonoras de series de máxima audiencia en EEUU como Anatomía de Grey o Betty, y que ha reunido en este album debut.

Maly Ksiaze PDF Imprimir E-mail
Escrito por elias quevedo   
Domingo, 14 de Octubre de 2007 21:11
 Como todos sabeis Le Petit Prince es un adolescente hippy que viste como los de Abba, al que no le gusta trabajar. En el libro se narran las peripecias de este gallifante que son más sosas que el apareamiento de los caracoles. En la novela aparecen otros personajes abúlicos como son el geógrafo que siempre está haciendo mapas para situar todos los puticlubs que ha visitado en la galaxia y hacer una guía de exito o el farolero que vive el eterno día de la marmota, y otros del mismo calado carismático.

 Entre las enormes curiosidades que se me despertaron la primera vez que lei las aventuras del onírico personaje surgido de la extrusión onanista de Saint Euxpery fueron las relacionadas con la proporción entre los protagonistas y los planetas que estos habitan. Tras meditar sobre el origen surrealista de estos ecosistemas formados por cacas de cabra y seguidores del Dharma sólo se me ocurre que el creador de este universo nos quiere mostrar una serie de equivalencias visuales simplistas para tratar temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor sin la polución de la que se verían afectos en un contexto más complejo.

 Algo que me sorprende cuando leo comentarios de adultos sobre este librillo es que nadie hace mención a la falta de naves espaciales, escafandras y rayos catódicos como si del mejor realismo mágico se tratase, pero esto no es todo ¿por qué no aparece en esta historia ninguna niña, madre o abuela? y lo que es peor ¿nadie nota la ausencia de lo femenino? la respuesta sólo la podemos encontrar en detalles del aspecto físico del principito como su cinturita de avispa.

 A veces el morbo me lleva a fantasear con una conversación entre El Principito y Momo como surgida de la más terrorífica película realizada por los hermanos Pang y entonces la tiniebla que mueve los hilos del destino me sumerge en un crater de detritus haciéndome sudorar hasta la extenuación.
Última actualización el Domingo, 14 de Octubre de 2007 21:32