AREOLibros

 Casa Desolada.

Nueva edición del clásico de Dickens con una presentación elegante y cuidada a cargo de Valdemar. La edición incluye multitud de notas del traductor para quien se interese por conocer los referentes sociales y de constumbres del contexto histórico en el que transcurre la novela.

AREOComics

 En busca del tiempo perdido. A la sombra de las muchachas en flor.

Segunda entrega de la adaptación gráfica de la novela de Marcel Proust, con un dibujo estilo Hergé que recrea cuidadosamente el entorno precido y evocador en el que transcurre la novela.

AREOMusica

 The Show.

Lenka es una cantautora pop australiana que ha participado con sus canciones en bandas sonoras de series de máxima audiencia en EEUU como Anatomía de Grey o Betty, y que ha reunido en este album debut.

Momentos Inquitantes PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jorge Quiñoa   
Lunes, 17 de Marzo de 2008 18:04

Empezaré mostrándoos unas imágenes que, aunque aparentemente bellas, dejan una fuerte secuela en la mente humana. Es, a simple vista, algo inocente, algo cotidiano relacionado con el calor del verano. Sin embargo, en su versión cinematográfica adquiere un aire perturbador y metafísico. Algo tan inocente y puro, cargado de un potente mensaje de destrucción como es un helado deshaciéndose no os dejará indiferentes.

Como tampoco puede pasar desapercibida la huella que ha dejado el hombre, el mentalmente disfuncional, claro está, en el mundo de la música. Ciertas aportaciones que, ante su visión, uno no puede plantearse sino cuanto falta para que aparezca el asesino de la matanza de texas (y no lo digo sólo por la americana del cantante). Otras aportaciones musicales, mezcladas con la cultura occidental del fast food provoca reacciones nefastas que acaban en manifestaciones psicoartístias cruentas.

Y es que el mundo no se hizo para los soñadores, y si se hizo para ellos, fue para después convertirlo todo en una pesadilla. Pondré un claro ejemplo: Si te gustan los ponys, piensas, ¿qué mal puede haber en un pony? pues lo hay, la imagen bella y tierna de un caballo enano se pervierte de forma grotesca. incluso ridícula, en cuanto alteras las proporciones reales de su naturaleza real.

El hombre es perverso por naturaleza (está desquiciado), se encuentra perdido en un mundo que no entiende y que no es capaz de controlar.Por eso reacciona de forma tan devastadora, sobrepasando incluso a la propia naturaleza, creando atajos casi inmorales.

Evidentemente que en el mundo hay belleza sana, incluso emotiva, aunque también estamos rodeados de elementos bellos que, por exceso de belleza (ay qué mono), poseen cierto grado de perturbación que no sé muy bien cómo encajarlo. Todo por culpa de la desviación neuronal de algún individuo o conjunto de ellos.

El mundo del cine no se queda atrás. Si la necesidad de descontextualizarlo todo, aparece en los elementos más cotidianos, ¿qué nos impide exagerar esa necesidad en un campo en el que la descontextualización está permitida? El efecto de lo grotesco lo encontramos ya de por sí en obras que hablan sobre los pecados capitales o las bajas pasiones (que algo tendrán en común), pero si lo grotesco lo convertimos en grotesco, qué tenemos? pues cosas como esta.

Y es que nada está libre de ser ridiculizado o malinterpretado. Algo tan inocente como un café con leche, como sentarse u ojear un catálogo del ikea, adopta formas extrañas e incomprensibles. Imagínense un catálogo, entonces, o una hoja de instrucciones (o un libro  de instrucciones también).

Y la verdad es que llevo unos días preocupado por el rumbo del mundo que me rodea, dónde los crímenes de puertourraco o de Alcaser queda en mero anecdoctario comparado con lo que podemos llegar a encontrar en la red. Como por ejemplo este video titulado Obedece a la morsa que, sinceramente, si eres algo aprensivo, no recomiendo ver.

Última actualización el Lunes, 17 de Marzo de 2008 18:05