AREOLibros

 Casa Desolada.

Nueva edición del clásico de Dickens con una presentación elegante y cuidada a cargo de Valdemar. La edición incluye multitud de notas del traductor para quien se interese por conocer los referentes sociales y de constumbres del contexto histórico en el que transcurre la novela.

AREOComics

 En busca del tiempo perdido. A la sombra de las muchachas en flor.

Segunda entrega de la adaptación gráfica de la novela de Marcel Proust, con un dibujo estilo Hergé que recrea cuidadosamente el entorno precido y evocador en el que transcurre la novela.

AREOMusica

 The Show.

Lenka es una cantautora pop australiana que ha participado con sus canciones en bandas sonoras de series de máxima audiencia en EEUU como Anatomía de Grey o Betty, y que ha reunido en este album debut.

La Cena PDF Imprimir E-mail
Escrito por elias quevedo   
Lunes, 12 de Mayo de 2008 13:40

A modo de introducción la obra comienza con un pasaje alegórico sobre el arsenal tecnológico que desplegan los mandados por la sociedad actual cuando esta requiere información para afrontar las cuestiones que "interesan" en contraposición con la propia naturaleza de lo buscado. En este primer pasaje (hay varios más durante la obra) varias personas en representación de sus profesiones (científicos, periodistas, etc) pierden el culo por la implantación de un chip en una mariposa. Posteriormente este grupo aparecerá nuevamente en escena para conseguir importantes objetivos científicos como son literalmente estudiar el sexo de los ángeles.

Acto seguido comienza la trama propiamente dicha en la que se solapan varios escenarios diferentes que se intercalan en el tiempo. Por una parte aparece la oficina de un juez con acento andaluz en la que un ayudante de cocina narra una serie de sucesos acaecidos con ocasión de una cena de altos dignatarios mundiales que se organiza en España con motivo de la concienciación mundial por el cambio climático.

Seguidamente Els Joglar nos traslada al Ministerio de Medioambiente, donde una ministra (perfectamente caracterizada) nos muestra lo chic que es la lucha por salvar el planeta con escenas desternillantes. En una reunión con los secretarios generales del ministerio, la señora ministra ordena la organización de la famosa cena y la contratación para la misma del famosísimo cocinero Maestro Rada.

La tercera localización es la propia cocina que se le monta al Maestro Rada en un histórico parador nacional (que se cargan para adecuarlo al acto), donde se darán las situaciones más disparatadas protagonizadas por este chef grandilocuente y orgásmico que se mueve como Juan Tamariz y de su ayudante Slym construido a imagen y semejanza del Igor de Fronkostín.

Con la excusa del cambio climático, la obra nos muestra sin ambajes la mezquindad que subyace en muchas ocasiones en las decisiones políticas. El Maestro Rada acabará justificando mismamente una serie de abominables acciones frutos de sus delirios, pero que inexplicablemente (o no) dan con la clave para solucionar los problemas del cambio climático que no es otra que la disminución de la población, aunque con un método  Radical (de Rada).

Es digno de mencionar los dircusos divinos que le hace Rada a sus ayudantes y en especial los que recogen todo el tratado ecologico-medioambiental-gaia con el que convivimos en la actualidad.

La última gota que nos derrama Els Joglar es un simil entre el Maestro Rada y Galileo Galilei que nos representan para concienciarnos de que pudiera ser que el Maestro no estuviese tan loco.

 

Última actualización el Lunes, 12 de Mayo de 2008 15:48